Como conseguir colaboración por parte de los niños

Como conseguir colaboración por parte de los niños

  • Categoría de la entrada:Consejos

El lenguaje que utilizamos para hablar con nuestros hijos es muy importante. Es necesario comunicar lo que queremos sin ofenderles y utilizando un lenguaje adecuado y sin humillarlos, ya que esto puede generar a largo plazo problemas de autoestima y autoconcepto. Además nos resultará mucho más fácil conseguir que colaboren si les hablamos con respeto.
A los adultos nos gusta que otras personas, o nuestros jefes nos traten con respeto y sin humillarnos cuando algo se nos olvida. Con los niños deberemos tener el mismo cuidado, ya que también son personitas con sentimientos. Personas que se están desarrollando, así que nuestras palabras pueden hacer más daño si cabe si no las empleamos correctamente.
Con esta entrada os damos algunas técnicas de como emplear el lenguaje adecuadamente y como no deberíamos utilizarlo con los niños. Esperamos que os sean de utilidad.

Tecnicas para conseguir colaboración

1. Técnica de la descripción.

Una técnica que da resultado es la de describir el problema o lo que ocurrre. Al describir nos centramos en le problema, no en la persona.
Cuando nos centramos en lo que el niño debe hacer (porque no lo ha heho) o en alo que ha hecho mal, el mensaje que le transmitimos es que debe rectificar, es decir, ponemos el acento en sus defectos. Esto es contrpoducente afecta a su autoestima, le puede poner a la defensiva y hace que afloren sentimientos negativos.

Cuando describimos el problema ponemos el acento en que éste se resuelva, no juzgamos ni criticamos. Damos así al niño la oportunidad de entender lo que hay que hacer para solucionar el problema que acabamos de describir.

Voy a ilustrar esta estrategia educativa con varios ejemplos en los que se utilizan mensajes centrados en el niño, así como mensajes centrados en el problema.

Ejemplos:

SITUACIÓN

El niño se olvida de apagar la televisión

MENSAJES CENTRADOS EN EL NIÑO

«Ya se te olvidó otra vez apagar la televisión»

MENSAJES CENTRADOS EN EL PROBLEMA

«La televisión se ha quedado encendida»

SITUACIÓN

El niño no ha recogido su habitación

MENSAJES CENTRADOS EN EL NIÑO

«¡Como no ordenes tus juguetes me voy a enfadar!»

MENSAJES CENTRADOS EN EL PROBLEMA

«Veo juguetes fuera del cesto»

SITUACIÓN

El niño se ha puesto el jersey al revés

MENSAJES CENTRADOS EN EL NIÑO

«¿Todavía no sabes vestirte?»

MENSAJES CENTRADOS EN EL PROBLEMA

«Llevas el jersey al revés»

2. Técnica de expresarse sucintamente.

La estrategia pretende evitar «los sermones». A los niños no les gustan las largas explicaciones sobre todo cuando se trata de hacerles recordar algo que no han hecho.
Al fin y al cabo, lo que nos interesa es que el niño haga las cosas, que colabore. Por eso, hay que recordárselo. Esta técnica se proyecta hacia el futuro: pretender ayudar al niño a que haga algo por lo que referirse al pasado no es necesario.
Es preferible recordar al niños sus obligaciones con pocas palabras, con mensajes cortos.
De esa manera trasmitimos al niño mayor confianza: para que colabore, no necesita una larga explicación, sólo un recordatorio.

Ejemplos:

SITUACIÓN

El niño está a punto de irse a la cama sin lavarse los dientes

INSTRUCCIONES LARGAS

«Otra vez tengo que recordarte que te laves los dientes antes de acostarte. ¿Es que has perdido la memoria?Y sabes que es por tu bien, para que no te estropees la dentadura»

MENSAJES BREVES

«Hijo, los dientes»

SITUACIÓN

El niño es el encargado de sacar la basura y se ha vuelto a olvidar

INSTRUCCIONES LARGAS

«Si por ti fuera, se amontonarían las bolsas de basura en la casa, ¿cómo tengo que decirte que es obligación tuya el acordarte de esa pequeña tarea?¿te parecería bien que a mí se olvidara hacer la cena?»

MENSAJES BREVES

«Jaime, la basura»

El niño tiene que pararse a pensar que es lo que tiene que hacer, no le damos todo explicado. Esto, por sí solo puede hacer que la próxima vez lo recuerde más fácilmente.

«Fomentar la autonomía e implicación de los niños en las tareas cotidianas»

3. Técnica de comentar nuestros propios sentimientos.

Esta estrategia usa los mensajes en primera persona: en vez de «eres…», prefiere el «me siento…»

No hace falta criticar ni herir al niño cuando nos está importunando, sino que es suficiente dejale claro lo que sentimos. De esta manera también estamos propiciando una educación de los sentimientos.

Ejemplo:

SITUACIÓN

El niño intenta que le leamos otro cuento más

REPROCHES

«Ya te he leído tres, eres un pesado»

EXPRESIONES DE SENTIMIENTO

«Estoy muy cansado/a,. Mañana habrá más»

«Es más efectivo manifestar nuestros sentimientos que criticar o humillar»

4. Técnica de escribir una nota.

A veces también resulta efectiva la estrategia de escribir mensajes para los niños colaboren.

A los niños les suelen gustar las notas que les dejan sus padres, se dan cuenta de que son importantes si sus padres se toman la molestia de escribirles, lo que les hace más abiertos a la colaboración.

Además, es fácil conseguir que una nota escrita no dar una regañina ni levantar el tono de voz. Y permite agudizar el sentido del humor de los niños si los mensajes son divertidos.

De esta manera desarrollamos la lectoescritura en los niños, estimulando que los niños también coloquen sus mensajes para advertirnos de lo que les interesa

Ejemplo:

SITUACIÓN

Al niño se le olvida tirar de la cadena del WC

REPROCHES

«Otra vez se te olvidó tirar de la cadena»

EXPRESIONES DE SENTIMIENTO

Una nota encima del WC «Con el olor lo mal. Ayúdame tirando de la cadena»

5. Estrategia de dar información.

Esta estrategia pretende enseñar, sin herir los sentimientos del niño.

Las normas y los límites son importantes en la educación de los niños. Las normas les dicen hasta dónde pueden llegar con su conducta, por lo que les da seguridad.

Pero las normas deben conocerses. La estrategia de Dar Información es parecida a la de enseñar normas. Cuando queremos enseñar una norma lo primero que hacemos es enunciarla, es decir, informar de ella.

Cuando observamos un comportamiento inadecuado podemos ayudar al niño si le enseñamos la norma, los correcto, si le proporcionamos la información adecuada. Lo que nos interesa es que el niño conozca la norma, en lugar de reñirle, porque la está incumpliendo.

Ejemplo:

SITUACIÓN

Descubrimo al niño pintando en la pared

MENSAJES ACUSATORIOS

«Mira como has puesto la pared. Te quedarás castigado sin ver los dibujos»

MENSAJES INFORMATIVOS

«No se pinta en las paredes. Para pintar utilizamos un papel»

«Es más probable que el niño colabore si usamos técnicas de disciplina positiva que si aplicamos castigos y/o amenazas»